La Esponja Doméstica

Una esponja doméstica irá a los rincones más sucios de la casa y trabajará. No sólo va a tomar el agua que se ha impregnado y la aplicará donde se necesita, también va a eliminar la suciedad de los peores lugares. Por sí misma es pequeña e inefectiva, pero cuando se llena con agua, ésta se expande y hace un trabajo extraordinario.

Puede ser una cruda analogía, pero los creyentes podemos aprender algo de la esponja. Empapémonos (Espíritu Santo) y vayamos a donde se necesita (busque personas) es la instrucción que la Escritura nos da (Hechos 1:8, Mateo 28:19,20). Dejemos que el Agua Viva amplíe nuestra vida (Juan 7:38), vayamos y busquemos a todas las personas – incluso a aquellos lugares sucios que pueden hacernos sentir incómodos. Vivamos por fe y veamos cómo Dios está trabajando.

John Stephen Spivey

Instigador de Esperanza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Newsletter

css.php
error

Enjoy this page? Please spread the word :)

Facebook
Facebook
Follow by Email
RSS