¿ERES FELIZ?

are you happy

Estos son tres estudiantes de la Universidad de Princeton después de una guerra de nieve entre los de primer y segundo año en 1893. Sintiendo un dolor intenso y aunque estaban seriamente heridos, seguían adelante y luchando por lo que ellos creían. . . cada cual fiel a sus respectivos grupos. Pero mientras eran atendidos médicamente, probablemente pensaron que habían sido muy tontos y lamentaron su decisión de haber dejado llegar las cosas tan lejos; pero ya era demasiado tarde, el daño estaba hecho.

Como personas, a menudo ponemos nuestra confianza en cosas temporales que se desvanecen con el tiempo y no tienen mucha importancia. Vamos tras el dinero, la riqueza, la fama, el alcohol y el sexo, entre otras cosas, con la esperanza de que eso nos hará felices –la ilusión de que nos llenará un vacío –. Pero todo es un vano intento que no trae felicidad duradera.

El amor de Dios por nosotros es inmenso (Juan 3:16), no podemos medirlo. Él nos dio esta vida y libre albedrío para vivir como decidamos hacerlo, pero Su deseo es que le conozcamos. A pesar de que hacemos cosas tontas, como lo hicieron los estudiantes de Princeton, Dios continúa buscándonos. Romanos 5:8 –»Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.»

Para aquellos que no tienen una relación personal con Dios: Si eres honesto contigo mismo, sabes que hay un Dios en el cielo y que has pecado contra Él. Esto lo sabes gracias a tu conciencia. La definición de conciencia es «con conocimiento» –tienes conocimiento de lo que está bien y mal–. Has pecado contra el Dios Santo. Él, quién es perfecto, santo, recto, amoroso y justo, ha enviado a su Hijo, Jesucristo, como un sacrificio por tus equivocaciones –tu pecado –.  Tú has ido en contra de sus normas santas y hay una condena que pagar. Romanos 6:23 indica claramente esta condena: «La paga del pecado es muerte» y la muerte es la separación de Dios, en el infierno.

«El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento”. No esperes hasta que el daño esté hecho y sea demasiado tarde, como los estudiantes de Princeton hicieron con su comportamiento. Vuélvete a Dios y ten paz real en tu vida. El Creador del universo te está esperando.

Para obtener más información acerca de la salvación, por favor visita: busquedasincesar.com/salvacion

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Newsletter

css.php